¿Qué me pasa?

La pérdida de audición ocurre cuando hay un problema con una o más partes del oído y no funciona correctamente. Cuando una persona pierde audición, puede oír algunos sonidos o puede que no oiga nada.

En todo el mundo, aproximadamente 500 millones de personas (casi el 8% de la población mundial) sufren pérdida auditiva. Más del 10% de la población en España sufre cierto grado de pérdida de audición. Esta pérdida auditiva puede afectar en su comunicación diaria, por lo que se convierte en el trastorno sensorial más frecuente, aumentando su incidencia con la edad.

Aunque menos del 2% de los niños menores de 18 años sufren una pérdida de audición permanente, si ocurre durante la lactancia y la primera infancia esta puede ser perjudicial para el lenguaje y el desarrollo social. Por este motivo, es importante buscar una solución satisfactoria para el pequeño.  

Más de un tercio de las personas mayores de 65 años y más de la mitad de las mayores de 75 años se ven afectadas. En la mayoría de los casos, la pérdida de la audición es un proceso que se desarrolla lentamente con el tiempo.

¿Dónde debería acudir?

Las personas con signos de pérdida auditiva deben acudir a su médico para descartar algunos posibles trastornos. Este profesional, evaluará el problema y le ofrecerá su diagnóstico.  Una vez evaluada su situación, les recomendará visitar a un audioprotesista que será el profesional encargado de poner los medios adecuados para resolver su problema auditivo.

Aunque es posible que la pérdida de audición se produzca de manera gradual y, por lo tanto pase desapercibida. Los médicos recomiendan realizar pruebas auditivas sistemáticas en los niños y personas de edad avanzada. De este modo, podrá llevar un mejor control de su salud auditiva y evitará posibles complicaciones

Comillas apertura azules distintivas de Danavox

¿Quién es el profesional que puede ayudarme?

Una vez que tu médico haya descartado una posible patología que requiera tratamiento médico, te recomendará acudir a ver a un audioprotesista. El audioprotesista es el único profesional sanitario autorizado oficialmente para adaptar audífonos; ya que la rehabilitación auditiva para que sea eficaz tiene que adaptarse a las necesidades particulares de cada persona. Por ese motivo, el audioprotesista te realizará un estudio auditivo completo y te efectuará las pruebas auditivas pertinentes que le permitirán valorar cuáles son tus necesidades específicas y que audífono será el más conveniente en tu caso.


¿Qué pasará durante mi visita con el audioprotesista?

El audioprotesista establecerá un primer contacto contigo y tus acompañantes para extraer información sobre antecedentes familiares, exposición al ruido en tu entorno laboral o social, u otros factores que le resulten determinantes. Este proceso se lleva a cabo a través de una entrevista y le ayudará en gran medida a comprender mejor tu pérdida auditiva.

Posteriormente, realizará una serie de pruebas completamente indoloras que le ayudarán a fijar el grado de pérdida auditiva, así como la calidad auditiva de que dispone la persona. Una vez finalizadas las pruebas, el audioprotesista evaluará los resultados y con la ayuda de equipos tecnológicos específicamente diseñados para este proceso, seleccionará el modelo de audífono que más conveniente.


Y una vez adaptado el audífono ¿Qué tengo que hacer?

Siempre debes seguir los consejos y recomendaciones de tu audioprotesista. Este profesional te ayudará a que te familiarices con tu audífono y a sacarle el máximo rendimiento.

Además, recuerda acudir a las revisiones que te programe tu audioprotesista son fundamentales para realizarte un buen seguimiento.  Si durante el uso del audífono, notas alguna molestia o tienes alguna dificultad, acude al centro donde adquiriste el audífono para que revisen tu caso, o alternativamente utiliza nuestra función de teleasistencia (Danavox Assist disponible en la app BeMore) para contactar con tu audioprotesista y que pueda realizar los ajustes necesarios sin tener que desplazarte hasta el gabinete. No te preocupes, estás en buenas manos.

Comilla-audífono apertura azul distintiva de Danavox